Conciertos

18 noviembre, 2011

[Crónica] The Subways (Sala Caracol, Madrid)

s4

1x1.trans

Es extraño que una banda con tres discos en el mercado como The Subways debutara ayer en suelo madrileño. Más raro si tenemos en cuenta el pelotazo que supuso “Young For Eternity” en su momento, el ya lejano año 2005. Era un disco repleto de hits ultra pegadizos llenos de energía y riffs guitarreros. Luego es cierto que pegaron un bajón con “All Or Nothing” (2007), un disco más pop y tranquilo que su predecesor. Ahora llegan a Madrid para presentar “Money And Celebrity” (2011), irregular LP pero que recupera su seña de identidad como grupo: temas rápidos (ninguno supera los 4 minutos) y bastante adictivos.

1x1.trans

Pero empecemos por el principio. Twin Atlantic eran los encargados de abrir para el grupo británico pero fueron reemplazados por los madrileños Layabouts, que cumplieron la papeleta con nota. Puro y simple rock n’roll (incluyendo  versión de The Animals) que puso al ya numeroso público presente en la sala caliente y predispuesto a la fiesta que anteriomente generarían The Subways. Como anécdota, comentar que Jon y los suyos utilizaron el mismo recurso para animar al público que hicieron en el FIB (separarlos en dos bandos para luego organizar un pogo gigante).

1x1.trans

Cuarenta minutos después de que Layabouts abandonaran el escenario, se presentaron The Subways. La Sala Caracol estaba a reventar (la media de edad de los asistentes difícilmente llegaba a los 20 años), con el cartel de sold out colgado desde hace más de una semana. Para caldear un poco el ambiente tras la larga espera, el trio británico empezó su concierto con uno de los mejores cortes de su debut, “Oh Yeah” que hizo que ya se vieran los primeros intentos de pogo en las primeras filas. Prosiguieron el concierto con “Young For Eternity”, también del primer disco, “Allright”, “Obsession” y “Mary”, cuarteto que hizo disminuir la intensidad del concierto a pesar de la gran cantidad de energía que derrochaban Billy Lunn y los suyos sobre el escenario.

1x1.trans

“We Don’t Need Money To Have a Good Time” fue la elegida para dar paso a una etapa del concierto en la que The Subways intercalarían sus temas más famosos (“I Want To Hear What You’ve Got To Say”, que transformó la sala en un karaoke gigante, o, su canción más conocida, “Rock&Roll Queen”) con los de su nuevo disco, del que cayeron cortes como “Popdeath”, “Kiss Kiss Bang Bang” o “Celebrity” (cuyo riff inicial de guitarra es prácticamente clavado al “Helicopter” de Bloc Party).

1x1.trans

Tras una hora de concierto, The Subways interpretaron otro tema de su álbum debut, con los que llegaban los mejores momentos de la noche. Esta vez le toco el turno a “With You” que fue la encargada de cerrar el concierto antes de los bises. Ya en ellos, el grupo decidió agradecer de manera continua al público su asistencia en un aceptable español. Luego, Billy Lunn, ya sin camiseta, alargó más de lo debido un discurso acerca de cómo deseaban tocar en España y lo bien que lo estaban pasando. Lo típico, vamos. Después de eso se decidió a hacer un circle pit gigante entre el público arengando a los asistentes con que, en el concierto de ayer de Barcelona, la implicación de los asistentes era mayor. En medio de todo esto se sucedían canciones intrascendentes como “Kalifornia” o “@1AM”, que fueron el preludio del gran final que supuso “It’s a Party”.

1x1.trans

En definitiva, buen y divertido concierto de The Subways en la capital con un público entregado desde el minuto uno. Quizás se echó en falta algo más de variedad en las canciones y no esa obsesión con el guitarreo rápido que hizo que, a veces,  los temas se parecieran demasiado  entre sí.

Roberto Meroño. Fotos de Julia Pérez (http://fotolatria.blogspot.com/)