Conciertos

15 febrero, 2012

Alcest + Les Discrets + Soror Dolorosa @ Caracol, Madrid

6316637965_6d4e3554a8

La sala Caracol de Madrid fue la encargada de hospedar la llegada de las hordas francesas a la capital. Y es que, eran tres las agrupaciones del país vecino que nos visitaban: Soror Dolorosa, Les Discrets y Alcest. Evidentemente lo que todos esperaban era la salida de Neige que venía a presentar Les Voyages de l’âme, la última obra de Alcest, pero tampoco podemos olvidarnos de Les Discrets, que tienen dos discos fantásticos en el mercado. Pero empecemos con los que actuaron en primer lugar, Soror Dolorosa.

El cuarteto encabezado por Andy Julia fueron los grandes enmascarados de la noche, y no porque nos encandilarán, más que nada por la propuesta de su frontman, que no dejo de moverse sobre el escenario, como si de un heavy estuviésemos hablando. Los otros dos compañeros que eran visibles sobre el escenario (guitarrista y bajista), también engañaban bastante, ya que uno parecía que se ocultaría con la salida del sol, y el otro tenía pinta de haber salido de un concierto de Motörhead. De ahí que antes hablase sobre enmascararse, puesto que estos chicos son una banda de post-punk y coldwave que pese a tener algún toque cercano al rock gótico, principalmente se centran en esos dos géneros aunque la puesta en escena de su cantante quiera ir por otros derroteros.
Pese a las ínfulas de su cantante, el cuarteto de Toulouse estuvo más que correcto y fue un buen aperitivo para los platos fuertes de la noche que nos encontraríamos a continuación.

1x1.trans

Cuando Les Discrets saltaron al escenario, llegó la primera sorpresa de la noche para muchos (en algún video de youtube ya se había visto), la subida a las tablas de la sala madrileña de Neige que se encargaba de tocar el bajo. Pero eso tampoco fue lo único, ya que del grupo francés se había caído Audrey Hadorn, aunque no sabemos si será algo temporal o no.

Pese algún pequeño fallo técnico que hubo durante su actuación, Les Discrets realizaron un trabajo muy serio y en el que supieron reponerse de los leves inconvenientes a base de grandes temas.
El grupo liderado por Fursy Teyssier, mezcló con atino lo mejor de su primer disco, con los grandes momentos que se viven en su nueva aventura, Ariettes Oubliées…, especialmente brillantes fueron las interpretaciones de ”L’échappée”, la unión en la corteza central de su concierto de las mejores interpretaciones que realizaron con ”Le Mouvement Perpétuel” y ”La Traversée”, el recuerdo a los extintos Amesoeurs de la mano de ”Gas in Veins” y el emotivo final (alguna lagrimilla se le escapó a Teyssier al tocarla) con ”Song for Mountains”.

Gran show el ofrecido por Les Discrets, en una actuación que además de la típica comparación con Alcest que se puede hacer, también hay más de un guiño en su música a unos grandes del post-rock como son los tejanos Explosions in the Sky, como comentaba en la reseña de su último larga duración.

Tras el cambio de cachivaches en el escenario, llegaba el momento clave de la velada, la hora de que Neige se pusiese a los mandos de su guitarra, frente al micro y nos transportase hasta otros mundos.

1x1.trans

Muchas palabras se podrían usar para hablar del espectacular concierto que brindaron Alcest a la parroquia madrileña, pero es complicado usar algún tipo de adjetivo para transmitir algo que solo con su música logran transportarte hasta un mundo de sueños en el que te sumerge el dúo francés (en directo cuarteto) y en el que te olvidas de todos los ruidos, problemas y prisas con las que nos encontramos cada día y que contrasta con la tremenda dulzura y sensibilidad que transmite Neige en el escenario, un tipo de entorno a los dos metros de altura, desgarbado, y que por su estatura, delgadez y esas plumas de aires indios (de los de plumas, no de los de puntos) que llevaba colgadas de su cuello, parecía más un avatar que un ser humano.

Durante los aproximádamente ochenta minutos que duró su concierto, nos encontramos con un repertorio fabuloso en el que interpretaron las piezas más destacadas de su carrera y con todo tipo de géneros musicales y creaciones sonoras a sus espaldas. Hubo momentos dedicados a atmósferas blackmetaleras, post-rock, ensoñación y en los que los sonidos etéreos nos hicieron despegar sin levantar los pies del suelo.

El concierto comenzó con las dos piezas que sirven de inicio en su última aventura, ”Autre Temps” y la impagable ”Là Oú Naissent les Couleurs Nouvelles”, preludio de lo que vendría a continuación, una catarata de éxitos en la que no faltaron ”Les Iris”, ”Écailles de Lune (Part I y II)”, ”Percées de Lumière” o ”Souvenirs D’un Autre Monde” que quedaría para los bises finales.

Gran noche la que se vivió en Madrid y en la que hubo una gran entrada, aunque es una lástima que la mayoría de modernos y de medios que se la dan de guays se quedará en casa y se perdiese un evento al que cualquier buen melómano debería haber asistido.

Crónica realizada por Pablo Díez Sánchez